El arqueólogo atarfeño que estudia qué comían los primeros humanos modernos

El arqueólogo atarfeño que estudia qué comían los primeros humanos modernos

Mario Mata-González, vecino de Atarfe y natural de Montefrío, se encuentra en Alemania realizando un doctorado

Cuando pensamos en los primeros hombres y lo que comían, lo más frecuente es que a nuestra cabeza venga la imagen de un cazador con una gran lanza enfrentándose a un mamut. Sin embargo, esto no era lo único que comía nuestra especie en sus orígenes, también cazaban cabras, ovejas, perdices e incluso tortugas. Algo que podemos conocer gracias a arqueólogos como Mario Mata-González, un granadino natural de Montefrío y vecino de Atarfe que se encuentra en el sur de Alemania realizando un doctorado y estudiando cuáles fueron las claves que permitieron a los primeros humanos modernos colonizar todo el continente euroasiático.

Tras estudiar Historia en la Universidad de Granada, Mario quería continuar con su formación y ligarse más a la arqueología, que es lo que más le apasiona. Sin embargo, no tenía muy claro dónde proseguir con sus estudios. «Encontré un máster con el perfil que buscaba en una universidad en Tubinga, en Alemania, que contaba con un programa en inglés y gratuito», cuenta a IDEAL el granadino, que aunque no lo conocía previamente, fue a parar a una de las mejores universidades del mundo en arqueología. Primero hizo un máster y después continúo con el doctorado, que es lo que le mantiene ocupado ahora.

«Se trata de un programa de arqueología científica que usa métodos científicos para responder preguntas arqueológicas», es decir, estudian restos fósiles para reconstruir cuál era la dieta de los primeros humanos. «Uno de mis profesores del máster me ofreció la oportunidad de estudiar material de un yacimiento de Irán que nadie había investigado, lo que me sirvió para proseguir con el doctorado y conseguir una beca», explica el arqueólogo de 28 años de edad. Con su estudio intenta comprender cómo cazaban los neardentales y los primeros humanos que poblaron los Montes Zagros, una cadena montañosa en Irak e Irán, para determinar si había diferencias y estudiar si esa fue la clave que permitió triunfar a nuestra especie y colonizar el continente.

«El hombre tenía una dieta mucho más diversa de lo que solemos pensar y posiblemente sea parte del éxito de nuestra especie»

Mario Mata-González

Según explica, los primeros hombres modernos vivieron en esa zona hace más de 40.000 años y contaban con una tecnología más eficiente que los neardentales. Y en su último estudio, que ha sido publicado recientemente en la revista científica Quaternary Science Reviews, detalla cuál era la dieta de esos primeros hombres. «Comían sobre todo cabras y ovejas salvajes, aunque también cazaban muchas tortugas y perdices», algo que también se ha observado en otras zonas del mundo pero que hasta ahora no se había descubierto en los Montes Zagros. «Esto nos dice que todavía hay mucho por hacer y estudiar, el hombre tenía una dieta mucho más diversa de lo que solemos pensar y posiblemente sea parte del éxito de nuestra especie».

Mario junto al equipo de excavación del TISARP en Irán. / Nicholas J. Conard

Aunque normalmente se encuentra en Tubinga, Mario atiende la llamada de IDEAL desde Estonia, donde se encuentra de vacaciones. Sobre si considera la posibilidad de volver a España algún día, explica que «todos mis amigos y familia están allí», pero que le gustaría «seguir creciendo». «Me encantaría volver pero no todos los países y universidades están interesadas en llevar a cabo este tipo de proyectos», argumenta. Por otro lado, cuenta que todavía le resulta difícil acostumbrarse a los cambios entre países, pese a llevar un periodo relativamente largo en Alemania: «El clima y la oscuridad me afecta mucho, sobre todo en invierno. De hehco, tengo que tomar vitaminas porque si no me paso las 24 horas cansado».

Sobre su experiencia en el extranjero, explica que los españoles nos «valoramos poco» a nosotros mismos. «Diría que aquí se valora más a la gente joven que en España, se confía mucho más en la gente con formación sin importar su edad», lo que propicia que en Alemania existan «más oportunidades» como profesionales. Sus objetivos de cara al futuro pasan por seguir ligado a la universidad y conseguir una nueva beca una vez finalice su doctorado, aunque no descarta otros caminos. «Si me saliera una oportunidad con las mismas condiciones que aquí en España, volvería con los ojos cerrados. Aunque la verdad es que eso es bastante complicado».

ALBERTO FLORES Granada

https://www.ideal.es/granada/arqueologo-granadino-estudia-comian-primeros-humanos-modernos-20220214001155-nt.html

FOTO: El granadino y Atarfeño Mario Mata-González analizando restos fósiles / IDEAL